La delicada tarea de retener el talento en las organizaciones

Escúchalo en LA GUARIDA DE LYCON

La participación activa de los empleados en la mejora de los procesos de producción es siempre muy valiosa en cualquier área de trabajo, además de que contribuye a una mejor comunicación y motivación en los equipos. Promover esa participación es muy necesario para que las empresas pueden realizar cambios eficientes orientados a mejorar la productividad y también la satisfacción laboral.

Algunos de los mayores desafíos a los que se enfrenta hoy la industria del packaging, al igual que pasa en otros ámbitos industriales, es el poder atraer y sobre todo retener el talento. La tasa de rotación de personas especializadas ha aumentado de manera significativa, por lo que las empresas se ven en dificultades para mantener el nivel de capacitación necesario para afrontar la importante y constante transformación en la que se encuentra nuestro sector.

Establecer estrategias orientadas a atraer el talento y también a retener el existente se está convirtiendo en una necesidad urgente. En este objetivo, una de las cuestiones que han de ser una prioridad en la mejora de la conexión entre la organización y su fuerza laboral.

En ese sentido, supongo que en general habrña consenso en que el atender las inquietudes y la visión de las personas fomentando una cultura de escucha activa tendrá necesariamente un impacto positivo en aspectos como la satisfacción laboral, la productividad o en la motivación general de los equipos en cualquier organización.

Pero…, si esto está tan claro, ¿qué motivos puede haber para que haya esa supuesta tendencia a la fuga de talento en las empresas?.

Tal vez sea necesario sugerir más iniciativa a las personas y a los equipos de trabajo…

El problema con eso es que la proactividad solo tiene continuidad en el tiempo si hay retroalimentación entre las partes. Es decir, si ese concepto no se fomenta en la cultura de la organización, la iniciativa en las personas se irá apagando y dejará la puerta abierta a la desmotivación, justo lo opuesto de lo que interesa hacer para retener el talento en la empresa.

Las empresas necesitas que las personas tengan ilusión por lo que hacen y por lo que aportan, y eso no se resuelve solo con un buen liderazgo, hay también un factor cultural a ajustar en el contexto donde se desarrolla que tendrá mucho que ver en el resultado. A veces no se trata solo de resolver una situación, sino también de convencer a quienes participan en ella.

Simplificando, aquí lo fundamental es cómo hacer que el trabajo sea más atractivo para el trabajador y que éste lo entienda como tal. Desde mi punto de vista, ese objetivo solo se puede conseguir a través de la percepción que se tenga no solo de la importancia que la empresa pueda darle a la tarea que realiza, sino también a su creatividad y a las propuestas que puedan hacer para mejorar e incrementar el valor aportado.

Hace casi 2.400 años Aristóteles ya sugirió que las personas trabajarán más duro y rendirán mejor en las tareas si las consideran significativas y moralmente valiosas.

¡Efectivamente!, las ideas de Aristóteles sobre la motivación laboral siguen siendo relevantes en la actualidad. Estas ideas se alinean con la teoría de la autodeterminación, que afirma que las personas están más motivadas y comprometidas con su trabajo cuando sienten un sentido de propósito y significado en lo que hacen.

En definitiva, es importante crear un ambiente de trabajo en el que se valore y apoye las contribuciones de los empleados, ya que esto puede conducir a una mayor productividad, satisfacción laboral y retención de talento.

Miguel Ángel Beltrán.

****Las opiniones y contenidos son compartidos a título personal y no representan las de otras personas u organizaciones.

Compártelo si te ha gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d