Construye tu red profesional y proyecta tu marca personal

Escúchalo en LA GUARIDA DE LYCON

Hoy quiero hablarte de como proyectar tu potencial en el ámbito profesional que te interesa y conseguir con ello más y mejores oportunidades en el desarrollo de tu carrera.

Para esto, tenemos la obligación de actuar desplegando siempre nuestro máximo nivel, pero en el asunto del desarrollo profesional lo que solemos creer que debemos hacer a menudo no es suficiente, y esto es válido tanto para el que inicia su recorrido como para el que desea impulsar su situación actual.

Ten presente que el éxito en ese objetivo siempre está condicionado por diferentes factores, no solo por el relativo a tu formación académica o incluso a la experiencia que hayas ido acumulando con el tiempo en un determinado ámbito, hay unos cuantos más…

Si quieres crecer profesionalmente, será determinante el modo en el que interacciones con tu entorno. El apartado formativo es indispensable, eso está claro; no obstante, aunque se pueda estar bien titulado y con buenos conocimientos sobre una especialidad, cuesta mucho abrirse paso, sobre todo cuanto estás empezando.

Tienes que darte a conocer y eso lo debes hacer tú.

No puedes esperar a que la gente se acerque a ti sin más; vas a necesitar destacar y captar la atención de la gente que te interesa; eso es un auténtico desafío teniendo en cuenta la cantidad de personas que compiten contigo para lo mismo y que están tan preparadas como tú o puede que más.

Se impone una cierta planificación de acciones para optimizar tus recursos. Puedes empezar por algo esencial: construir relaciones con otras personas que comparten intereses profesionales similares o que, de alguna forma, están vinculadas a las áreas relacionadas con las tuyas.

Disponer de una red de contactos profesionales es muy importante por razones poderosas, entre otras porque puede ayudarte en muchos aspectos de tu desarrollo. Te proporcionará información relevante que te ayudará a conocer mejor el entorno en el que te mueves, te acercará a mentores, consejeros y a otras personas con influencia y conocimientos de las que obtener orientación o inspiración, y te aportará más posibilidades que cualquier otra alternativa para acceder a nuevas oportunidades de crecimiento.

Tanto si estás empezando ahora tu carrera profesional como si deseas dar un salto adelante en ella, mi sugerencia es que empieces a construir o a fortalecer esa red profesional de inmediato.

Y no me refiero a alcanzar un número enorme de contactos en las redes sociales; estas cosas se tienen que hacer cuidadosamente y con sentido práctico para que realmente te aporten algo, por lo que hay que seguir ciertas pautas, incluyendo el ser selectivo.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

La primera que te sugiero es investigar y analizar el terreno en el que te vas a mover. Seguro que ya conocerás muchas de sus particularidades, pero en el mundo profesional actual, tan dinámico y complejo, lo que sabes hoy se quedará obsoleto mañana por la tarde.

Si quieres actuar, debes saber donde y a quien dirigirse. Pero ten por seguro que nunca sabrás lo suficiente ni ahora ni más adelante; siempre tendrás que aprender más sobre el escenario donde actúas y sus actores principales.

En la realidad profesional del siglo XXI no puedes estar parado por mucho tiempo; si lo haces perderás el tren.

Como el tiempo es limitado, tendrás que ser muy efectivo para optimizar tu esfuerzo, hay que centrarte en lo que realmente importa para tus objetivos, y para hacer esto necesitarás información.

Esto nos lleva a la siguiente pauta a poner en marcha: Asiste a los eventos profesionales, conferencias, talleres o cualquier actividad en la que se presente la ocasión de obtener esa información; ya de paso, también podrás empezar a darte a conocer y a conectar con personas con las que coincidan tus intereses.

Revisar los programas y contenidos antes de acudir; haz tu lista de objetivos y no asistas a ningún evento profesional sin tenerlo preparado. No olvides lo de que tu tiempo es limitado y muy valioso, y que no puedes perderlo simplemente en pasear y mirar como si estuvieras en un parque.

En estas actividades hay cuatro objetivos principales a alcanzar: obtener información, darte a conocer, conseguir nuevos contactos y sobre todo aprender. Céntrate en todo eso y deja lo demás para tus momentos de relax.

Mantén una mirada muy atenta a las tendencias y desafíos en los que se encuentra el ámbito profesional que te interesa. Persigue las fuentes de información en las que participen los líderes de tu sector y toma notas de lo más relevante. Mientras más conocimiento tengas de lo que se cuece en ese entorno, más efectivo serás y mejor imagen ofrecerás en tu propia proyección cuando llegue el momento de interactuar con la red de contactos que estás construyendo.

Otra buena costumbre es el echar un vistazo a las distintas publicaciones disponibles, y tienes muchas a tu alcance en internet. Pero no te agobies, que no se trata de hincar los codos y aprenderse de memoria todo; nadie sabe todo y de todo.

Estar informado es necesario para que después tus argumentos a la hora de comunicarte se sostengan y sean creíbles, además de transmitir una imagen de elocuencia profesional. Sin duda, las redes sociales como LinkedIn son una estupenda plataforma para esto.

Y no te despistes por el camino…

Tienes que empezar cuanto antes a identificar y entrar en contacto con las personas adecuadas para añadir a tu red profesional. Busca para eso las conexiones comunes; me refiero a los intereses o experiencias profesionales similares que pueda haber.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

En cualquier caso, ya debes saber que cultivar una relación profesional con otras personas no es tarea fácil; requiere tiempo, esfuerzo y paciencia. Además, después de conectar con ellas por primera vez habrá que mantener ese contacto e ir consolidándolo, por lo que el trabajo no ha acabado simplemente añadiendo un seguidor a tu perfil de LinkedIn.

Para eso, una buena manera de fortalecer al contacto es mostrando un interés por él y sus aportaciones en la red; seguir sus artículos y publicaciones o participar con tus comentarios personales sobre ellas.

Aparte de todo esto, hay una regla que no puede faltar en tu aproximación a esas personas clave…

La mejor manera de conseguir conectar es demostrando que aportas algún valor que se alinee de algún modo con sus intereses.

Compartir contenidos es una excelente forma de hacerlo. Si te decides por ello puedes utilizar diferentes caminos, como el hacer un blog en el que escribir artículos sobre temas de interés o lanzar un podcast; ambos los puedes promocionar activamente a través de redes sociales como LinkedIn o Twitter.

Un Blog o un Podcast son indiscutiblemente dos buenas plataformas desde las que darte a conocer a través de tus propias aportaciones sobre temas de actualidad e interés. Esto te permitirá mostrar tu conocimiento y tu deseo por compartirlo, tus habilidades comunicativas y tu capacidad de iniciativa, además de fortalecerlas a través de la práctica.

Estas actividades no solo te ayudarán a ampliar tu red de contactos profesionales, sino también a ir creando tu marca personal y a posicionarte como alguien con quien merece la pena interactuar.

Puede que te parezca un desafío demasiado difícil el atreverte a hacer estas cosas, pero a menudo las oportunidades no surgen por sí solas, sino que debes actuar en el terreno y provocar que aparezcan.

Mantén una actitud abierta e innovadora sobre esto, ya que es fácil quedar atrapado en una especie de caja de cristal desde la que ves todo lo que pasa, pero en la que llegas a verte incapaz de salir de ella para que seas tú el que se deje ver.

Tienes muchas herramientas a tu disposición para hacerlo y para abrirte paso en el mundo profesional que persigues, lo que necesitas es salir de esa caja de cristal que es tu zona de confort, algo que implica asumir esfuerzos y riesgos; el éxito siempre dependerá de tu actitud y preparación, pero también de tu esfuerzo y de la perseverancia que demuestres hasta alcanzarlo.

Hasta aquí el episodio de hoy de LA GUARIDA DE LYCON. No olvides indicar si te ha gustado este contenido y de seguirme si te apetece escuchar el siguiente que muy pronto compartiré contigo.

Hasta pronto.

Miguel Ángel Beltrán

Compártelo si te ha gustado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d